Es de vital importancia educar, pero sobre todo, formar a nuestros jóvenes dentro de los campos de la sexualidad humana con valores de conciencia y de responsabilidad, en lugar de transmitirles el miedo y la culpa que se ha comprobado a lo largo de la historia que no han funcionado.

Nada podemos hacer frente a la revolución sexual, no se puede detener, sin embargo sí podemos ocuparnos en orientar a nuestros hijos con información científica y valores éticos que les permitan desarrollar una salud sexual y mental, y desde ahí puedan en el futuro vivir una sexualidad satisfactoria, sana, pero sobre todo en conciencia y responsabilidad.

La presente conferencia abarca todos estos temas, para ello fue diseñada con el objetivo de orientar en la amplia extensión de la palabra a los jóvenes y evitarles problemáticas tan graves y complejas como son el embarazo en la adolescencia, las infecciones de transmisión sexual, la violencia en el noviazgo, los mitos y realidades de la sexualidad humana, entre otros temas de sumo interés.